Las Cartas de los Mahatmas a A.P. Sinnett (libro)

De Teosofía Wiki
Revisión del 00:02 29 nov 2018 de Alejandro Daniele (discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar


Joy Mills con las Cartas de los Mahatmas

Las Cartas de los Mahatmas a A. P. Sinnett es una obra fundamental del Movimiento Teosófico. Publicado por primera vez en 1923 por A. Trevor Barker, este volumen reúne la mayoría de las cartas enviadas por los Mahatmas Morya y Kuthumi a A. P. Sinnett y A. O. Hume entre los años 1880 y 1884. Las cartas originales se encuentran en la Biblioteca Británica.

¿Por qué A. P. Sinnett?

Según Annie Besant en su libro Un estudio sobre el karma, el Mahatma K. H. y el Sr. Sinnett habían creado un vínculo kármico en una vida anterior:

Hemos visto muchos de esos útiles vínculos kármicos dentro de la Sociedad Teosófica. Hace mucho, mucho tiempo, quien ahora es el Maestro K.H. fue tomado prisionero en una batalla con un ejército egipcio, y recibió la generosa amistad y protección de un egipcio de alto rango. Miles de años más tarde, se necesita ayuda para la naciente Sociedad Teosófica, y el Maestro, que busca en la India alguien que colabore en esta gran tarea, ve a Su viejo amigo de Egipto y otras vidas, ahora el Sr. A.P. Sinnett, como director del principal periódico anglo-indio, El Pionero. El señor Sinnett va, como siempre, a Simla; la Sra. Blavatsky se dirige allí, para formar el enlace; el Sr. Sinnett es atraído por la influencia inmediata del Maestro, recibe instrucciones de Él y se convierte en el autor de El mundo oculto y de Budismo esotérico, llevando a miles el mensaje de la Teosofía. [1]

Sobre su publicación

De las cartas parece evidente que los Maestros no querían que las cartas fueran publicadas, al menos no en su totalidad. En el verano de 1884, A. P. Sinnett quería publicar las cartas para demostrar a los críticos que la fuente de sus libros era real, pero el Maestro K.H. escribió:

Cuando comenzó nuestra primera correspondencia no se tenía la menor idea de que surgiera ninguna publicación que tuviera como base las respuestas que usted pudiera recibir. Usted seguía haciendo preguntas al azar, y al ser dadas las respuestas en momentos diferentes, ante preguntas que no guardaban ninguna relación entre sí, y por así decirlo, bajo una disimulada protesta, a menudo resultaban necesariamente imperfectas desde diferentes puntos de vista.
(...)
Por lo tanto, exponer ante el mundo todo el material original y complicado que obra en su poder en forma de viejas cartas —en las cuales, debo confesarlo, mucho fue escrito confusamente a propósito— sólo haría que la confusión aumentara. En vez de resultar de ello algún bien para usted y para los demás, sólo le colocaría en una posición todavía más difícil, atrayendo la crítica sobre las cabezas de los "Maestros" y originándose así una influencia que retardaría el progreso humano y el de la S.T. Por eso yo protesto con la mayor energía contra su nueva idea. . . Mis cartas no deben ser publicadas en la forma que usted sugiere, pero. . . deberían enviarse copias de algunas al Comité Literario en Adyar. . . [para que] pueda utilizar la información.
(...)
Para resumir: las cartas no fueron escritas para ser publicadas ni para ser comentadas en público, sino para uso privado, y ni M. ni yo daremos nunca nuestro consentimiento para que se vean manipuladas de esa manera. [2]

Una de las razones de esto es que los Maestros en general precipitaban las cartas con prisa y la posibilidad de error era grande. Como el Maestro K.H. escribió en una de sus cartas:

Incluso un "Adepto", cuando actúa en su cuerpo, no está exento de los errores propios de la negligencia humana. Ahora usted comprende que él quede en absurdo ante los ojos de aquellos que no tienen una adecuada comprensión del fenómeno de la transmisión de pensamiento y de las precipitaciones astrales —y todo esto debido a la falta de una simple precaución. Este peligro existe siempre, si uno ha descuidado constatar si las palabras y las frases que se deslizan en la mente han surgido todas de dentro, o si algunas pueden haber sido imbuidas desde fuera . . . Esa fue una de las razones por las cuales yo vacilé en dar mi consentimiento para publicar mis cartas privadas y excluí específicamente de la prohibición unas cuantas de la serie. No tuve tiempo de repasar su contenido —ni lo tengo ahora. Tengo la costumbre de hacer frecuentes citas sin poner las comillas —citas que tomo del laberinto de lo que consigo en los incontables folios de nuestras bibliotecas Akásicas— con los ojos cerrados —por así decirlo. [3]

Esta prohibición se refería a la publicación de toda la correspondencia. Se deseaba que la información contenida en las cartas se publicara de manera adecuada, y varias de las cartas incluso se copiaron y circularon entre los teósofos con el permiso del Maestro. El Maestro K.H. escribió a su chela Mohini:

Usted puede, si así lo desea, o encuentra necesidad para ello, utilizar. . . cualquier cosa que haya dicho en relación con nuestras doctrinas secretas en cualquiera de mis cartas a los señores Hume o Sinnett. Nunca se permitió que aquellas partes que eran privadas fueran copiadas por nadie; y aquellas que son copiadas, por el solo hecho, se convierten en propiedad teosófica. Además, las copias de mis cartas, al menos las que contenían mis enseñanzas, siempre fueron enviadas por mi orden a Damodar y Upasika, y algunas de las partes incluso se utilizaron en El teósofo. Usted tiene la libertad de copiarlas literalmente y sin comillas, no lo llamaré 'plagio', niño mío. [4]

De una serie de estas copias, C. Jinarājadāsa publicó el libro The Early Teachings of the Masters 1881 to 1883 (Las primeras enseñanzas de los Maestros 1881 a 1883), algunos meses antes de que A. Trevor Barker publicara la colección completa de cartas.

Ediciones

La edición original fue transcrita y compilada por A. Trevor Barker, e impresa en Londres por T. Fisher Unwin, en 1923. Las cartas estaban ordenadas por tema. arreglo. Esta edición ya no se publica más.

La segunda edición, publicada por el Sr. Barker en enero de 1926, corrigió los errores en la transcripción de las cartas, como se explica en el Prefacio del compilador. En 1930, la impresión fue tomada por Rider and Company, Londres, quien en 1975 la pasó a la Theososical University Press. En 1992, la Theosophical University Press publicó una hoja de erratas basada en la comparación con las diapositivas de las cartas originales. Esta edición aún se publica.

La tercera edición revisada fue editada por Christmas Humphreys y Elsie Benjamin y publicada en 1962 por la Editorial Teosófica en Adyar, Chennai, India. Estos editores compararon cuidadosamente las cartas originales, y también solicitaron y recibieron sugerencias de corrección y mejora por parte del movimiento teosófico mundial. Una importante asistencia fue brindada por C. Jinarajadasa, James Graham, quien recopiló y resumió las numerosas sugerencias enviadas por los estudiantes, y Boris de Zirkoff. En 1993, la Editorial Teosófica de Filipinas publicó una cuarta edición en secuencia cronológica, editada por Vicente Hao Chin, Jr. El texto de las cartas sigue al de la tercera edición (Prefacio, p. vi), pero las cartas se ordenan y se vuelven a numerar en orden cronológico siguiendo la segunda edición revisada y ampliada de la Guía para los lectores de Las cartas de los Mahatmas a A.P. Sinnett . La cuarta edición de las cartas también incluye notas breves de Virginia Hanson sobre el contexto y las circunstancias de cada carta. En 1998, esta edición fue impresa por la Editorial Teosófica, Adyar y Wheaton (Quest Books) .

Comentarios sobre las cartas:

Historia de las cartas originales y reproducciones

Cuando murió el Sr. Sinnett, su amigo Maud Hoffman fue el heredero y albacea de su patrimonio. Le encomendó a A. Trevor Barker la tarea de publicar Las Cartas de los Mahatmas a A. P. Sinnett y Las Cartas de H. P. Blavatsky a A. P. Sinnett, ambas basadas en la correspondencia de la propiedad de Sinnett. Las cartas originales pasaron al Museo Británico [ahora Biblioteca Británica] en 1939 bajo la tutela de Mahatma Letters Trust:

el Juez Christmas Humphreys [1901 - 1983] fue el primer Presidente del Mahatma Letters Trust (Fundación Cartas de los Mahatmas), que se estableció en el momento en que las cartas originales de los Mahatmas a A.P. Sinnett fueron autenticadas y luego colocadas en el Departamento de Manuscritos del Museo Británico. Rex [Dutta] se desempeñó como presidente tras la muerte del juez Humphreys. Durante su mandato, Rex dispuso que las Cartas se fotografiaran en color, lo que las hace más accesibles en cualquier parte del mundo. Los miembros de la S.T. Edmonton realizaron un estudio detallado de Las Cartas de los Mahatmas a A.P. Sinnett (transcriptas y compiladas por A.T. Barker) durante un período de muchos años. Pudimos conseguir las diapositivas de estas fotos, lo que le agregó a nuestro estudio una dimensión muy interesante”. [5]

Las diapositivas fueron adquiridas por la Sociedad Teosófica de Edmonton y por la Sociedad Teosófica de EE.UU., y probablemente también por la Sociedad Teosófica de Pasadena, California. Ver también

Recursos adicionales

Video

Los Mahatmas y sus Cartas (audio inglés subtítulos español)de Steve Schweizer

Notas

  1. Annie Besant, A Study in Karma, (Wheaton, IL: The Theosophical Publishing House, 1987), 48.
  2. Vicente Hao Chin, Jr., The Mahatma Letters to A.P. Sinnett in chronological sequence No. 128 (Quezon City: Theosophical Publishing House, 1993), 428-429.
  3. Vicente Hao Chin, Jr., The Mahatma Letters to A.P. Sinnett in chronological sequence No. 130 (Quezon City: Theosophical Publishing House, 1993), 433.
  4. Curuppumullage Jinarājadāsa, Letters from the Masters of the Wisdom First Series No. 52 (Adyar, Madras: The Theosophical Publishing House, 1988), 112.
  5. Rogelle Pelletier, "Theosophical Friends Remembered" Fohat Spring 2007 Volume XI, Number 1.