Kama

De Teosofía Wiki
Saltar a: navegación, buscar

Kama (devanāgarī: काम kāma) es un término Sánskrito que significa "deseo," "anhelar," "pasión," o "placer de los sentidos."

En Teosofía los términos se refieren al cuarto principio del ser humano es "la morada de los deseos y pasiones animales." Este es el centro del hombre animal, donde yace la demarcación que separa al hombre mortal de la entidad inmortal.[1]

Kama-rupa [es] el principio del deseo animal, que arde fieramente durante la vida en la materia, resultando en saciedad; es inseparable de la existencia animal.[2]
Conectada tan potentemente con los organos que apoyan y propagan la vida, el pináculo de Kâma es el instinto sexual.[3]

Kama-rupa

Aunque frecuentemente llamado "Kama-rupa" (rupa que significa "forma" o "cuerpo"), el cuarto principio no forma un cuerpo durante la vida:

Metafísicamente, y en nuestra Filosofía Esotérica, es la forma subjetiva creada a través de los deseos mentales y físicos en conexión con las cosas materiales, por todos los seres sensibles, una forma que sobrevive la muerte de sus cuerpos.[4]
No es Rûpa, o forma en absoluto, excepto después de la muerte, pero los elementos Kâmicos, deseos y pasiones animales, tal como ira, lujuria, envidia, venganza, etc., etc., los hijos de la envidia y la materia.[5]

Kama-prana

La combinación del término "kama-prana" se usa para referirse a la vida animal que anima al ser humano:

Como Prâna (o vida) tiene, estrictamente hablando, dos vehículos . . . Linga-Śarîra, o cuerpo astral, es el vehículo del principio de vida, o espíritu de vida; mientras que Kâma-rûpa es el vehículo de la esencia física y material. En otras palabras, los tres principios más elevados del septenario de Prâna residen en el cuerpo astral, mientras que los cuatro principios inferiores tienen su morada en Kâma-rûpa. . . . por consiguiente, como Kâma-rûpa es el vehículo de la más grosero de esa forma, que Prâna el cuerpo astral ha obtenido, es el vehículo del espíritu del principio de vida, porque está conectado a los principios más elevados de la triada y no con el cuaternario.[6]

Kama-manas

Kama es también el vehículo de manas, con el cual forma el ego inferior:

Durante la vida el Manas Inferior actúa a través de este Kâma-Rûpa, y de este modo entra en contacto con el Sthûla-Sarîra; por esto se dice que el Manas Inferior está “entronado en Kâma-Rûpa”[7]
Manas y su vehículo—el Kama rupa, o cuerpo de deseos y pasiones [son] los dos elementos de Ahamkara que desarrolla la consciencia individualizada—el ego personal.[8]

Debido a esta conexión, la consciencia manásica esta constantemente atraída hacia la naturaleza animal en el hombre, lejos de la espiritual:

Kāma (Sk.) Mal deseo, lujuria, volición; el apego a la existencia, Kāma está generalmente identificado con Mara, el tentador.[9]
El Astral a través de Kama (deseo) esta siempre atrayendo a Manas dentro de la esfera de las pasiones y deseos materiales. Pero si el ho mejor hombre o Manas trata de escapar de la atracción fatal y vuelca sus inspiraciones hacia Atma—Espíritu—entonces (Ruach) conquista, y lleva a Manas con él al reino del Espíritu eterno.[10]

Purificación de kama

El sendero espiritual involucra la purificación de los cuatro principios de modo que no queden deseos inferiores, sino que sólo la energía que este principio provee:

Para desembarazarse de Kāma, tu debes sofocar todos los instintos materiales––“aplastar la materia.” Pero al mismo tiempo tu debes recordar que Kāma, mientras tiene como parte de ella sus malas pasiones y emociones, instintos animales, sin embargo te ayuda a desarrollarte, dando también el deseo e impulso necesario para ascender. Por que en Kāma-Prāna están los elementos físicos que impelen a crecer tanto física como psyquícamente, y sin estos elementos energéticos y turbulentos no se podría hacer progreso. . . . Por consiguiente el estudiante debe aprender a dominar y purificar Kāma, hasta que solo quede su energía como poder, y esa energía dirigida completamente por la Voluntad Manásica.[11]

See also

Notas

  1. Petrovna Blavatsky, La Clave de la Teosofía, (London: Theosophical Publishing House, 1987), 91.
  2. Helena Petrovna Blavatsky, La Doctrina Secreta vol. II, (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1993), 593.
  3. Helena Petrovna Blavatsky, Collected Writings vol. XII (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1980), 708.
  4. Helena Petrovna Blavatsky, El Glosario Teosófico (Krotona, CA: Theosophical Publishing House, 1973), 172.
  5. Helena Petrovna Blavatsky, Collected Writings vol. X (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1980), 608, fn.
  6. Michael Gomes (transcriptor), Comentarios de la Doctrina Secreta (The Hague: I.S.I.S. foundation, 2010), 493-494.
  7. Helena Petrovna Blavatsky, Collected Writings vol. XII (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1980), 708.
  8. Helena Petrovna Blavatsky, La Docgtrina Secreta vol. II, (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1993), 241.
  9. Helena Petrovna Blavatsky, El Glosario Teosófico (Krotona, CA: Theosophical Publishing House, 1973), 170.
  10. Helena Petrovna Blavatsky, La Doctrina Secreta vol. I, (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1993), 244-245.
  11. Helena Petrovna Blavatsky, Collected Writings vol. XII (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1980), 708-709.