Ciencia Oculta

De Teosofía Wiki
Saltar a: navegación, buscar

La Ciencia Oculta es una frase utilizada por H. P. Blavatsky para denominar el conocimiento y manipulación de fuerzas de la naturaleza desconocidas para la ciencia moderna. Según ella, las ciencias ocultas "son ciencias reales, efectivas y muy peligrosas. Ellas enseñan la potencia secreta de las cosas en la Naturaleza, desarrollando y cultivando los poderes ocultos 'latentes en el hombre', otorgándole tremendas ventajas sobre los mortales más ignorantes."[1]

Debido al peligro de este conocimiento en manos de los egoístas o los ignorantes, estas ciencias se mantienen en secreto:

Estas ciencias son, y han sido durante siglos, ocultas a los vulgares por la muy buena razón de que nunca serían apreciadas por las clases educadas egoístas, ni entendidas por los incultos; mientras que los primeros podrían abusar de ellas para su propio beneficio, y así convertir la ciencia divina en magia negra. A menudo se presenta como una acusación contra la filosofía Esotérica y la Cábala de que su literatura está llena de "una jerga bárbara y sin sentido" ininteligible para la mente ordinaria. . . Los hechos de la Ciencia Oculta son de naturaleza tan abstrusa, que en la mayoría de los casos no existen palabras en los idiomas europeos para expresarlos; además de que nuestra "jerga" es una doble necesidad: (a) con el propósito de describir claramente estos hechos a aquel que está versado en la terminología ocultista; y (b) para ocultarlos de lo profano.[2]

Aunque el adepto conocedor de las ciencias ocultas puede realizar fenómenos que parecerían milagrosos para los no iniciados, cada efecto producido se basa en las leyes de la naturaleza, ya sean conocidas o desconocidas para la ciencia moderna:

Decir que las ciencias ocultas pretenden dominar la naturaleza arbitrariamente equivale a decir que el sol ordena que brille la estrella diurna. Las ciencias ocultas son naturaleza en sí misma; el conocimiento íntimo de sus secretos no les da a los Iniciados el poder de comandarlos. La verdad de esto es que este conocimiento enseña a los Adeptos la manera de proporcionar ciertas condiciones para la producción de fenómenos, siempre debido a causas naturales, y a la combinación de fuerzas análogas a las utilizadas por los científicos. La diferencia real entre la ciencia moderna y la ciencia oculta consiste en esto: el primero opone a una fuerza natural, otra fuerza natural más poderosa en el plano físico; el segundo se opone a una fuerza física, a una fuerza espiritual o psíquica, en otras palabras, al alma de esa misma fuerza.[3]

El Sr. Sinnett solicitó al Maestro K.H. para compartir con él su conocimiento científico. Sin embargo, el Maestro dijo que esto se intentó en el pasado y nunca tuvo éxito. El escribio:

Cada "planeta y mineral" que existe en el espacio o dentro de la tierra, es conocido y registrado en nuestros libros hace miles de años; Más; muchas de sus verdaderas hipótesis científicas fueron tímidamente presentadas por sus propios hombres científicos y constantemente rechazadas por la mayoría con cuyas ideas preconcebidas interferían. Su intención es loable, pero nada de lo que pueda darle en respuesta alguna vez será aceptado por nosotros. Siempre que se descubra que "en verdad es así", el descubrimiento se le atribuirá a él que corroboró la evidencia, como en el caso de Copérnico y Galileo, que se han valido de los manuscritos de Pitágoras. [4]

Notes

  1. Helena Petrovna Blavatsky, "The Key to Theosophy" (Pasadena, CA: Theosophical University Press, 1972), 26.
  2. Helena Petrovna Blavatsky, The Theosophical Glossary (Krotona, CA: Theosophical Publishing House, 1973), 237-238.
  3. Helena Petrovna Blavatsky, Collected Writings vol. VIII (Adyar, Madras: Theosophical Publishing House, 1960), 79.
  4. Vicente Hao Chin, Jr., The Mahatma Letters to A.P. Sinnett in chronological sequence No. 93b (Quezon City: Theosophical Publishing House, 1993), 311.