Diferencia entre revisiones de «Rayo (símbolo)»

De Teosofía Wiki
Saltar a: navegación, buscar
(Página creada con « == '''símbolo''' ==»)
 
(símbolo)
Línea 1: Línea 1:
  
 
== '''símbolo''' ==
 
== '''símbolo''' ==
 +
 +
 +
...el rayo de un hombre no solo no es una cosa material, ni tampoco es una
 +
distinción de conciencia, sino que le pertenece por su relación con Shiva.
 +
Así es que no se le puede ver, porque la vista es uno de los sentidos, por alto que esté el
 +
plano de visión, y su objeto son siempre las gunas, sattva, rajas y tamas.
 +
La conciencia nunca es visible y mucho menos lo es la verdadera vida o ananda. (*)
 +
 +
Los rayos de los animales están claramente señalados, pero no así los de los hombres
 +
hasta que hayan adelantado lo bastante en el reino humano, pues mientras no adelanten
 +
podrán considerarse en recto y natural sentido como fracasos de hombre. (*)
 +
 +
Al hablar del rayo de un hombre considerándolo como el principio en él predominante,
 +
no olvidemos que también posee los otros seis principios, y que hablamos de un hombre, es
 +
decir, de quien es dueño de sí mismo hasta el punto de gobernar su vida desde el interior de
 +
su conciencia y no dejar que sea un conjunto de actos reflejos o de respuestas sumisas a las
 +
influencias del ambiente. (*)
 +
 +
Sin embargo, si alguien se tomara el paciente trabajo de analizar al hombre ordinario,
 +
echaría de ver que uno de sus siete principios es mas vigoroso que los otros seis y guía las
 +
fuerzas de su alma hacia el universal aspecto de sí mismo. (*)
 +
 +
(*) (WoodErnest_LosSieteRayos.pdf -CAPITULO X - RELACIONES RECIPROCAS  pp. 32-33)

Revisión del 14:46 4 sep 2016

símbolo

...el rayo de un hombre no solo no es una cosa material, ni tampoco es una distinción de conciencia, sino que le pertenece por su relación con Shiva. Así es que no se le puede ver, porque la vista es uno de los sentidos, por alto que esté el plano de visión, y su objeto son siempre las gunas, sattva, rajas y tamas. La conciencia nunca es visible y mucho menos lo es la verdadera vida o ananda. (*)

Los rayos de los animales están claramente señalados, pero no así los de los hombres hasta que hayan adelantado lo bastante en el reino humano, pues mientras no adelanten podrán considerarse en recto y natural sentido como fracasos de hombre. (*)

Al hablar del rayo de un hombre considerándolo como el principio en él predominante, no olvidemos que también posee los otros seis principios, y que hablamos de un hombre, es decir, de quien es dueño de sí mismo hasta el punto de gobernar su vida desde el interior de su conciencia y no dejar que sea un conjunto de actos reflejos o de respuestas sumisas a las influencias del ambiente. (*)

Sin embargo, si alguien se tomara el paciente trabajo de analizar al hombre ordinario, echaría de ver que uno de sus siete principios es mas vigoroso que los otros seis y guía las fuerzas de su alma hacia el universal aspecto de sí mismo. (*)

(*) (WoodErnest_LosSieteRayos.pdf -CAPITULO X - RELACIONES RECIPROCAS pp. 32-33)