Carta de los Mahatmas No. 9

De Teosofía Wiki
Saltar a: navegación, buscar

Esta es la Carta No. 98 en la numeración de Barker. Kuthumi ofrece comentarios sobre una carta de A.O. Hume. Vea a continuación el Contexto y Trasfondo.

< Previa carta cronol.  Próxima carta cronol. >  
< Previa carta Barker  Próxima carta Barker >

Datos Rápidos
Personas involucradas
Escrita por: Kuthumi
Recibida por: A. P. Sinnett
Enviada vía: desconocida
Fechas
Escrita: fecha desconocida. Ver abajo
Recibida: 1º de diciembre de 1880 o después. Ver abajo
Otras fechas: ninguna
Lugares
Enviada desde: desconocido
Recibida en: Allahabad, India
Vía: ninguna

Sobre

[Sin texto en la parte posterior del sobre. El frente del sobre no está disponible.]

9-0_Envelope_7147_thm.jpg

NOTAS:

Página 1 - Traducción, imagen y notas

Me doy perfecta cuenta de ello. Sin embargo, por más sinceros que sean estos sentimientos, también están disimulados por una gruesa capa de engreimiento y de terquedad egoísta para despertar en mí algo parecido a la simpatía. (1) Durante siglos, hemos tenido en el Tibet un pueblo moral, de corazón puro, de gente sencilla, no bendecido por la civilización y, por lo tanto —no contaminado por sus vicios. Durante siglos, el Tibet ha sido el último rincón del globo que no está tan completamente corrompido que haga imposible la fusión de las dos atmósferas —la física y la espiritual, ¡y él nos habría cambiado esto por su ideal de civilización y gobierno! Esta es una pura y vana perorata, una intensa pasión para escucharse a sí mismo discutir e imponer sus ideas a los demás. (2) Realmente, después de esto, el señor H. debería ser enviado por un Comité Internacional de Filántropos, y en calidad de Amigo de la Humanidad en Peligro, para enseñar —sabiduría a nuestros Dalai Lamas. El por qué él no actúa con franqueza y forja un plan para algo así como la República Ideal de Platón, con un nuevo esquema para todo lo que hay debajo del Sol y de la Luna —¡sobrepasa mi pobre comprensión! (3) Desde luego, es mucha condescendencia por su parte apartarse tanto de su camino para enseñarnos. Por supuesto,

9-1_7148_thm.jpg


NOTAS:

Página 2

esto es pura bondad, y no el deseo de destacar por encima del resto de la humanidad. Este es el último estallido de su evolución mental que esperamos que no entre en un estado de —desintegración. (4) ¡AMÉN! Mi querido amigo; a usted debería considerársele responsable por no haber hecho salir de la cabeza de él la idea gloriosa de ofrecer sus servicios como Director General de Escuelas para el Tibet, Reformador de las antiguas supersticiones y Salvador de las generaciones futuras. Naturalmente, si él leyera esto, diría, inmediatamente, que yo razono como un "mono amaestrado". (5) Y ahora escuche al hombre charlando sobre aquello de lo que no sabe nada. Ninguna persona viviente es más libre que nosotros, una vez que hemos pasado la etapa de discípulos. Durante ese tiempo debemos ser dóciles y obedientes, pero nunca esclavos; de lo contrario, si pasáramos nuestro tiempo argumentando, nunca aprenderíamos nada en absoluto. (6) ¿Y quién pensó nunca proponerlo como a tal? Mi querido compañero, ¿puede usted censurarme realmente por huir de unas relaciones más estrechas con un hombre cuya vida parece

9-2_7149_thm.jpg

NOTAS:

Página 3

dedicada a continuas discusiones y filípicas? El dice que no es un doctrinario, ¡cuando es la quintaesencia de ello! Es acreedor a todo respeto e incluso a todo el afecto de aquellos que le conocen bien. Pero, ¡estrellas mías!, en menos de 24 horas paralizaría a cualquiera de nosotros que tuviera la desgracia de acercarse a menos de una milla de él, y esto simplemente por el agudo repiqueteo de su voz hablando de sus propios puntos de vista. No, y mil veces no; hombres como él pueden ser hábiles estadistas, oradores, todo lo que usted quiera —pero nunca Adeptos. No tenemos ni uno de esa clase entre nosotros. Y ese es, tal vez, el por qué nunca hemos sentido la necesidad de tener un asilo de orates. ¡En menos de tres meses habría hecho volver loca a la mitad de nuestra población tibetana!

El otro día deposité en el correo, en Umballa, una carta para usted. Veo que no la ha recibido todavía.

Siempre suyo afectuosamente,

KOOT HOOMI.

9-3_7150_thm.jpg

NOTAS:

Contexto y Trasfondo

Descripción física de la carta

El original está en la Biblioteca Británica, Folio 3. De acuerdo con George Linton y Virginia Hanson,

Cm9 de KH está en ambos lados de dos hojas de papel blanco de tamaño estándar, desplegadas, en tinta azul, con letras finas bien formadas. La firma está en un guión diferente del texto y similar a la de Cm1 a Cm5. La firma tiene una línea que se extiende desde la "h" final en el sentido de las agujas del reloj completamente alrededor del nombre. El sobre se adjunta con un comentario al respecto en lápiz azul claro en letra de KH: "Lea y vuelva con agradecimientos y algunos comentarios KH"[1]

Notas

  1. George E. Linton y Virginia Hanson, eds., Guía para Lectores de Las Cartas de los Mahatmas a A. P. Sinnett (Adyar, Chennai, India: Editorial Teosófica, 1972), 47.