Precipitación

De Teosofía Wiki
Saltar a: navegación, buscar

La precipitación es un método oculto que utilizaron por los Maestros de Sabiduría para producir algunas de las cartas que enviaron a un número de discípulos. El Mahatma K.H. le dice al Sr. Sinnett: "... tenga en cuenta, que estas mis cartas, no son escritas sino impresas o precipitadas y luego todos los errores corregidos". [1] La precipitación de cartas, sin embargo, parecía ser un método usado como último recurso, cuando no se podían usar formas más "normales" de entrega. El Mahatma K.H. escribe:

Si no fuera por la REGLA que prohíbe el uso de un mínimo de potencia hasta que todos los medios ordinarios hayan sido probados y hayan fracasado, yo podría, por supuesto, haberles dado una hermosa "precipitación" en lo que respecta a la quirografía y la composición. [2]

Lo explica de la siguiente manera:

. . .Ya sea que las “precipite” o las dicte o escriba mis respuestas yo mismo, la diferencia en el tiempo ahorrado es insignificante. Tengo que pensarlo bien, fotografiar cada palabra y frase con cuidado en mi cerebro antes de que pueda repetirse por "precipitación". Así como la fijación sobre superficies químicamente preparadas de las imágenes formadas por la cámara requiere una disposición previa dentro del enfoque del objeto a representar, pues de lo contrario, como ocurre a menudo en las malas fotografías, las piernas del modelo pueden aparecer desproporcionadas con la cabeza, y así sucesivamente, de igual manera primero tenemos que organizar nuestras oraciones e imprimir cada letra que aparecerá en el papel en nuestra mente antes de que esté apta para ser leída. Por el momento, es todo lo que puedo decirle. Cuando la ciencia haya aprendido más sobre el misterio del litofil (o litobiblión) y cómo la impresión de las hojas llega a tener lugar originalmente en las piedras, entonces podré hacerle comprender mejor el proceso. Pero debe saber y recordar una cosa: nosotros seguimos y copiamos servilmente a la naturaleza en sus obras. [3]

En un informe de una conversación que Charles Johnston mantuvo con H.P. Blavatsky, leemos:

[C. Johnston] "Dicen que los escribió usted misma y que tienen marcas evidentes de su letra y estilo. ¿Qué responde a eso?

"Permítame explicárselo de esta manera", respondió ella [H.P. Blavatsky], después de una larga mirada al final de su cigarrillo. "¿Ha hecho alguna vez experimentos de transferencia de pensamientos? Si lo ha hecho, habrá notado que la persona que recibe la imagen mental muy a menudo la colorea, o incluso la cambia ligeramente, con su propio pensamiento, y aquí tiene lugar una transferencia de pensamiento perfectamente genuina. Bueno, es algo así con las cartas precipitadas. Uno de nuestros Maestros, que tal vez no sepa inglés y, por supuesto, no tenga caligrafía inglesa, desea precipitar una carta en respuesta a una pregunta que se le envió mentalmente. Digamos que está en el Tíbet, mientras yo estoy en Madrás o en Londres. Tiene el pensamiento de respuesta en su mente, pero no en palabras en inglés. Primero tiene que grabar ese pensamiento en mi cerebro, o en el cerebro de otra persona que sepa inglés, y luego tomar las formas de las palabras que surgen en ese otro cerebro para responder al pensamiento. Luego él debe formarse una imagen mental clara de las palabras por escrito, además recurrir a mi cerebro, o en el cerebro de quien sea, para obtener las formas. Luego, a través de mí o de algún Chela con quien esté conectado magnéticamente, tiene que precipitar estas formas de palabras en el papel, primero enviando las formas a la mente del Chela y luego introduciéndolas en el papel, utilizando la fuerza magnética del Chela para hacer la impresión, y recogiendo el material, negro o azul o rojo, según sea el caso, desde la luz astral. Como todas las cosas se disuelven en la luz astral, la voluntad del mago puede producirlas de nuevo. De modo que puede producir colores de pigmentos para marcar la figura en la carta, usando la fuerza magnética del Chela para estamparlas y guiando todo con su propia fuerza magnética, que es mucho mayor, una corriente de voluntad poderosa".

[C. Johnston] "Eso suena bastante razonable", respondí. "¿Me mostraría cómo se hace?"

"Usted tendría que ser clarividente", respondió, de una manera perfectamente directa y desapasionada, "para ver y guiar las corrientes. Pero este es el punto: supongamos que la carta se precipita a través de mí; naturalmente esta mostraría algunos rastros de mis expresiones, e incluso de mi escritura; pero de todos modos, sería un fenómeno oculto perfectamente genuino, y un mensaje real de ese Mahatma. . .

[C. Johnston] "El Sr. Sinnett me mostró una serie de ellos; toda la serie en la que se basan El Mundo Oculto y Budismo Esotérico. Algunos de ellos están en rojo, ya sea con tinta o lápiz, pero muchos más están en azul. Al principio pensé que era lápiz y traté de mancharlo con el pulgar; pero no se manchó".

"¡Por supuesto que no!" ella sonrió; "el color es dirigido dentro de la superficie del papel... ."[4]

El método de precipitación (y cualquier fenómeno oculto para el caso), requiere un uso considerable de fuerza y condiciones apropiadas. El 11 de marzo de 1882, el Mahatma K.H. le escribió al Sr. Sinnett lo siguiente:

Forzar fenómenos en presencia de dificultades magnéticas y demás está prohibido, tan estrictamente como lo está para el cajero de un banco desembolsar dinero que sólo a él se le ha confiado en custodia. El Sr. Hume no puede comprender esto y, por lo tanto, está "indignado" de que las diversas pruebas que nos ha preparado en secreto hayan fracasado todas. Exigieron un gasto de poder diez veces mayor, ya que él las rodeó de un aura no de lo más pura: la de la desconfianza, la ira y la burla anticipada. Incluso hacer todo esto por usted tan lejos de la Sede sería imposible de no ser por los magnetismos que O [lcott] y B [havani] R [ao] han traído consigo, y yo no podría hacer más. [5]

Después de recibir esta explicación, el Sr. Sinnett volvió a escribir al Maestro K.H., pensando que podría aprovechar aún más las condiciones presentadas por la presencia del Coronel Olcott y el joven indio. El día 14 recibió una nota muy breve de K.H. que decía: "Imposible: no hay poder. Escribiré a través de Bombay ". [6] Finalmente, el 18 de marzo de 1882, el Maestro completa su explicación diciendo:

Usted parecía molesto, decepcionado, al leer las palabras, "Imposible: aquí no hay poder, escribiré a través de Bombay". Esas ocho palabras me habrán costado ocho días de trabajo de recuperación, en el estado en el que me encuentro ahora. Pero usted no sabe a qué me refiero; queda absuelto. [7]

El proceso de precipitación mediante chelas puede presentar errores. En una carta "a un amigo íntimo" Mme. Blavatsky dice:

Hay cientos de cosas que faltan o están incompletas en [Budismo Esotérico]. Las enseñanzas fueron dadas por el Mahatma K.H., algunas cartas escritas por Él mismo, otras precipitadas por sus chelas. Los errores cometidos, ya sea por culpa de los “precipitadores” o por otros, han sido y serán gradualmente explicados y corregidos. [8]

Notas

  1. Hao Chin, Vic., Mahatma Letters to A. P. Sinnett No. 10 (Quezon City, Manila: Theosophical Publishing House, 1993), 26.
  2. Vicente Hao Chin, Jr., The Mahatma Letters to A.P. Sinnett in chronological sequence No. 68 (Quezon City: Theosophical Publishing House, 1993), 203.
  3. Hao Chin, Vic., Mahatma Letters to A. P. Sinnett No. 12 (Quezon City, Manila: Theosophical Publishing House, 1993),37.
  4. H. P. Blavatsky, Collected Writings VIII, (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1968) 397-399.
  5. Hao Chin, Vic., Mahatma Letters to A. P. Sinnett No. 50 (Quezon City, Manila: Theosophical Publishing House, 1993), 143.
  6. Hao Chin, Vic., Mahatma Letters to A. P. Sinnett No. 52 (Quezon City, Manila: Theosophical Publishing House, 1993), 144.
  7. Hao Chin, Vic., Mahatma Letters to A. P. Sinnett No. 54 (Quezon City, Manila: Theosophical Publishing House, 1993), 148.
  8. "Communication with Masters by H.P. Blavatsky, published by Blavatsky Study Center