Teosofía

De Teosofía Wiki
Saltar a: navegación, buscar

La palabra Teosofía deriva del término Griego theosophia (θεοσοφία), theos (θεός), "dios", "dioses" o "divino", y sophia (σοφία), sabiduría; que puede ser traducido de diversas maneras como sabiduría divina, sabiduría de Dios o los dioses, o sabiduría sobre cosas divinas.

El término floreció entre los neoplatónicos hasta el siglo VI. Aparentemente fue usado por primera vez en un escrito durante el siglo III de nuestra era por Porfirio, un muy conocido filósofo alejandrino que perteneció a esta escuela filosófica..[1] Con el correr del tiempo, varias personas y movimientos inclinados hacia lo espiritual también adoptaron la denominación de teósofos o teosofistas para sí mismos. Éste fue el caso del místico cristiano Maestro Eckhart en el siglo XIV, un grupo de filósofos renacentistas como Paracelso en el siglo XVI, Robert Fludd, Tomas Vaughan y Jacob Boehme en el s. XVII, y Emmanuel Swedenborg y Kart von Eckarthausen en el s. XVIII, entre otros. Finalmente, el término reapareció en el siglo XIX con la fundación de la Sociedad Teosófica en 1875 por H. P. Blavatsky, H. S. Olcott, W.Q.Judge y otros.

H. P. Blavatsky, establece que teosofíapropiamente dicha no es conocimiento de "Dios" sino de dioses,i.e., divino, que es conocimiento superhumano".[2] En el libro el Glosario Teosófico, ella describe además el término como sigue:

Teosofía (Gr.). Sabiduría-Religiosa, o "Sabiduría Divina". El sustrato y base de todas las religiones y filosofías del mundo, enseñadas y practicadas por unos pocos elegidos desde que el hombre se volvió un ser pensante. En su relación práctica, la Teosofía es ética puramente divina; las definiciones en los diccionarios son pura tontera, basadas en prejuicio religioso e ignorancia de la del verdadero espíritu de los antiguos Rosacruces y filósofos medievales quienes se llamaron a sí mismos Teósofos.[3]

Teosofía Neo-Platónica

El origen de la palabra teosofía es desconocida, pero es probable haber sido acuñada por los Neo-Platónicos (una escuela filosófica fundada por Ammonius Saccas, que nació ca. 175). Basada en los escritos del famoso platónico Prof. Alexander Wilder, H.P. Blavatsky sugiere que el término fue comúnmente usado por todos los Neo-Platónicos.[4] Sin embargo en las investigaciones hechas en 1980 por los eruditos James Santucci[5] y Dr. Jean-Louis Siémons[6] demostró que es sólo con la tercera-generación del Neo-Platónico Porfirio (234-305) que encontramos el término escrito por primera vez. En la opinión de Porfirio, la sabiduría divina es un estado de iluminación que puede ser alcanzada por el propio-esfuerzo. El Teósofo (Gr. θεόσοφος) trata por sí mismo de elevarse, solo a solo, en comunión con la divinidad." Con Lamblicus (250-325), el significado puramente místico dado por Porfirio adquiere un significado más oculto o mágico. El propone que la Teosofía puede ser alcanzada a través de la teurgia (Gr. θεουργία), una serie de rituales religiosos y operaciones mágicas apuntadas a la elevación de la conciencia. Proclus (412-485) usa el término aún en otra forma para denominar doctrinas espirituales específicas, haciendo referencia a una 'Teosofía Helénica' local, pero también a una teosofía extranjera o bárbara (que no es-Griega), refiriéndose a las doctrinas Caldeas.

Teosofía Cristiana

Muchos Cristianos antiguos, incluyendo un número de Padres de la Iglesia, fueron estudiantes de los Neo-Platónicos. Ellos también adoptaron el término teosofía, pero lo usaron en un sentido más Cristiano para significar "la Sabiduría de Dios". Clemente de Alejandría (150-215) habla de los teósofos como uno que escribe "impelido por la divina inspiración", y por lo tanto al tiempo este término vino a ser usado para referirse a los profetas antiguos. Una importante diferencia entre los conceptos Neo-Platónicos y Cristianos de la Teosofía, en la consideración antigua nadie nace teósofo-se convierte así por una gran ejercitación, auto purificación, aplicación a la filosofía y contemplación hacia lo divino.[7] En la visión Cristiana la sabiduría divina es conferida por Dios-si El elige- en el profeta, en la forma de revelación. Después que los Neo-Platónicos desaparecieron en el s-VI, el término teosofía continuó usándose en la Cristiandad durante la Edad Media, sin embargo en un sentido inferior como sinónimo de teología. En el siglo IX, después del re-descubrimiento de los trabajos del Seudo-Dionysios (un Neo-Platónico Cristiano que vivió ca. 500) el término recobró un significado elevado entre los místicos tal como Meister Eckhart, J. Tauler, John de Ruysbroeck, y otros. Fue a través de sus escritos del siglo XVII al XIX que los místicos Europeos como Boehme, Saint-Martin, Swedenborg, y otros, heredaron el término teosofía y la adoptaron como propia. Con estos "teósofos" (Como llegaron a ser conocidos) el término se hizo popular, existiendo en el título de muchos libros durante el siglo XVII [8] Continuaron las publicaciones hasta mediados del siglo XIX.

Teosofía Moderna

Al comienzo del último cuarto del siglo XIX un comité formado por H.P. Blavatsky, H.S. Olcott, W. Q. Judge, y otros, fundaron lo que llamaron la Sociedad Teosófica. De acuerdo con el Coronel Olcott, la elección del nombre de la nueva Sociedad formada fue una materia de discusión en el comité, y sugirieron muchas opiniones, tales como Egiptológica, el Hermético, los Rosacruces, etc. Sin embargo, ninguno pareció el más apropiado. 'Al final' él al 'voltear las hojas del Diccionario, uno de nosotros se cruzó con la palabra "Teosofía", entonces, después de discutirlo, unánimemente acordamos que ese era el mejor de todos'. Olcott explicó que este nombre era apropiado porque expresaba 'la verdad esotérica que nosotros deseábamos alcanzar' y cubría el fundamento de los 'métodos de la investigación científica oculta'.[9] No parece probable que el nombre para la Sociedad fuera elegido meramente de la búsqueda en un diccionario, debido a que Madame Blavatsky ya había conectado su conocimiento con el término teosofía pocos meses antes, en una carta a Hiram Corson:

Mi creencia está basada en algo más antiguo que las críticas de Rochester (eso comenzó el movimiento Espiritualista en 1848), y brota de la misma fuente de información que fue usada por Raymond Lully, Picus della Mirandola, Cornelius Agrippa, Robert Fludd, Henry More, etcétera, etc., todos quienes han estado buscando por un sistema que debiera revelar "la profundidad más profunda" de la naturaleza Divina, y mostrar la verdadera unión que enlaza todas las cosas juntas. Al final encontré, y muchos años antes, los anhelos de mi mente satisfecha por esta teosofía enseñada por los Angeles y comunicada por ellos que el protoplasma debiera saberlo para la ayuda del destino humano.[10]

Usos del término por H.P. Blavatsky

En su artículo "La Iluminación de lo Desconocido" Mme. Blavatsky dice que hay dos Teósofos: aquél de la verdadera Teosofía y el otro miembro regular de la Sociedad Teosófica.[11] El primero es la "verdadera Teosofía, Teosofía interna, aquella del alma" [12] y está conectada con el uso y el desarrollo de la intuición espiritual.[13] Aquí, el término Teosofía es usado en su sentido literal, como un estado de ""sabiduría divina"" que trasciende las facultades intelectuales.

El segundo significado del término fue definido por H.P.Blavatsky como sigue: "La Teosofía, como ya se dijo, es la RELIGION-DE SABIDURIA" en este aspecto, la teosofía representa un cuerpo de enseñanzas que declara formar la base de la verdad en todas las religiones.

Un tercer significado y más específico fue también el término de Mme. Blavatsky, para referirse a las enseñanzas que fueron dadas en el tiempo a través de la Sociedad Teosófica. La frase "Teosofía Moderna" es frecuentemente usada en esta conexión.

Viviendo la Teosofía

De acuerdo con uno de los Maestros de Sabiduría la Teosofía no debiera ser vista como una mera filosofía intelectual, sino debiera expresarse así misma como una forma de vida basada en el amor y en la búsqueda de la verdad:

La Teosofía sólo puede encontrar expresión objetiva en todo-código abrazador de la vida, impregnada a fondo con el mutuo espíritu de tolerancia, caridad, y amor fraternal. Su Sociedad, como un cuerpo, tiene una tarea antes de la que, a menos que cumplida con la mayor discreción, causará al mundo de la indiferencia y egoísmo, alzarse en armas en contra de eso. La Teosofía tiene que combatir la intolerancia, prejuicio, ignorancia y egoísmo, escondido bajo el manto de la hipocresía. tiene que lanzar toda la luz que pueda desde la antorcha de la Verdad, con la que sus sirvientes están confiados. Debe hacer esto sin miedo o vacilación, temor ni reprobación ni condenación. La Teosofía , a través de su portavoz, la Sociedad, tiene que decir la VERDAD a la verdadera cara de la MENTIRA; desafiar al tigre en su madriguera , sin pensamiento o miedo a las malas consecuencias, y desafiar la calumnia y amenazas. Como una Asociación, no tiene solo el derecho, sino la obligación de descapotar el vicio y hacer lo mejor para reparar los errores, si a través de la voz de sus conferencias elegidas o las palabras impresas de sus periódicos y publicaciones-haciendo sus acusaciones, pero tan impersonal como sea posible. Pero, sus Compañeros o Miembros, individualmente no tienen ese derecho. Sus seguidores tienen, primero que todo, dar ejemplo de una moral firmemente trazada y aplicada, antes de que tengan el derecho de señalar, incluso en un espíritu de cordialidad, la ausencia de una unidad ética semejante y unidad de propósito en otras asociaciones de individuos. Ningún Teósofo debería culpar a un hermano, ni dentro ni fuera de la asociación; tampoco puede criticar las acciones de otros o denunciarlo, primero el mismo pierde el derecho a ser considerado un Teósofo. Por que, como tal, él tiene que desviar la mirada de las imperfecciones de su vecino, y centrar su atención más bien en sus propias limitaciones, para corregirlas y volverse más sabio. No le permitas mostrar la disparidad entre afirmación y acción en otro, sino en el caso de un hermano, un vecino, o simplemente un compañero, déjalo mejor ayudar siempre a un débil en el arduo camino de la vida.[14]


De acuerdo con Annie Besant

Dr. Annie Besant habla acerca de un significado primario y secundario para la palabra Teosofía. En su opinión el significado primario tiene que ver con el desarrollo de la habilidad para lograr un conocimiento personal "directo" de lo divino. Este aspecto está presente en el misticismo y esoterismo de las diferentes religiones:

La Teosofía es este conocimiento directo de Dios; la búsqueda después de esto es el Misticismo, o Esoterismo, común a todas las religiones, dirigida por la Teosofía dentro de una forma científica, como en el Hinduismo, Budismo, Cristianismo Católico Romano, y Sufismo. Semejante a estas, enseña en una forma muy clara y definida los métodos para alcanzar el conocimiento de primera mano al desarrollar la conciencia espiritual, y desarrollando los órganos a través de los cuales esa conciencia puede funcionar en nuestra tierra-una vez más, los métodos de meditación y de disciplina de vida[15]
.

El segundo significado yace al nivel de las enseñanzas morales y filosóficas compartidas por las diferentes religiones:

La Teosofía, en un sentido secundario-siendo lo antedicho lo primario-es el cuerpo de la doctrina, obtenida por la separación de creencias comunes a todas las religiones de las peculiaridades, especialidades, ritos, ceremonias y costumbres que separa una religión de otra; presenta estas verdades comunes como un consenso de las creencias-del mundo, formando, en su totalidad, la religión-Sabiduría, o la Religión Universal, la fuente de donde todas las religiones separadas proceden, el tronco del Árbol de la Vida de las que todas las ramas proceden. [16]

Definición de Fritz Kunz

El Teósofo Americano Fritz Kunz dio otra perspectiva al término en su artículo "Teosofía" escrita por Runes' Diccionario de Filosofía:

Theosophy:: Gr., lit. "sabiduría divina") es un término introducido en el siglo III por Ammonius Saccas, el maestro de Plotinus, para identificar una tendencia recurrente inspirada a menudo por impulsos renovados desde el Oriente, pero implícita en escuelas de misterios como aquella de Eleusis, en medio de Essenes y otras partes. La Teosofía difiere de la filosofía especulativa concediendo validez a algunas clases de experiencia mística en cuanto al alma y espíritu, y en reconocer clarividencia y telepatía y formas semejantes de percepción como unión de los mundos de la psique y del cuerpo. Su contenido describe un campo trascendental como el único real (aproximación a Brahman, Nous y Pletonia) del que emergen los universos materiales en serie, con propiedades revelando ese Ser supremo. Aparecen dos polaridades como primer grado de manifestación, conciencia o espíritu (Brahma, Caos, Dios Sagrado), y materia o energía (Siva, Logos, Padre). Simultáneamente, la vida aparece vestida de materia y espíritu como forma o especies (Vishnu, Cosmos, Hijo). En un sentido, la vida es un reflejo del supremo trascendente, por consiguiente el pensamiento biológico tiene un lugar privilegiado en Teosofía. Así, los ciclos de vida son percibidos en el cuerpo, en la psique, alma y espíritu. La menor de estas es la reencarnación del alma impersonal en muchas personalidades. Una época mayor es "el ciclo de necesidad", cuando el espíritu se desarrolla sobre periodos fijos. - F.K. [17]

  1. Santucci, James A. On Theosophia And Related Terms (Theosophical History, vol. II, no. 3, 1987), 107-110
  2. Helena Petrovna Blavatsky, Collected Writings vol. XI (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1973), 335.
  3. Blavatsky, H. P., Theosophical Glossary (Krotona, CA: Theosophical Publishing House, 1918), 304.
  4. Blavatsky, H. P., The Key to Theosophy (London: Theosophical Publishing House, [1968], 1-2)
  5. Santucci, James A. On Theosophia And Related Terms (Theosophical History, vol. II, no. 3, 1987), 107-110
  6. Jean-Louis Siémons, Theosophia in Neo-Platonic and Christian Literature, (London: Theosophical History Centre, 1988)
  7. Siémons, op. cit., p. 24
  8. Faivre, Antoine, Theosophy, Imagination, Tradition (Albany, State University of New York Press, 2000), 19
  9. Olcott, H. S., Old Diary Leaves, v. 1 (Adyar, Madras: Theosophical Publishing House, 1974), 132
  10. Algeo, John (Ed.), The Letters of H. P. Blavatsky, v. 1, Letter 21, (Wheaton, Il: Quest Books, TPH, 2003), p. 86.
  11. Blavatsky, H. P., Collected Writings vol. XI (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1973), 252.
  12. Blavatsky, H. P., Collected Writings vol. XI (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1973), 254.
  13. Blavatsky, H. P., Collected Writings vol. XI (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1973), 253.
  14. Helena Petrovna Blavatsky, Collected Writings vol. VII (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1988), 174-175.
  15. Besant, Annie, Theosophy (London: T.C. & E.C. Jack, [1912?]), 12.
  16. Besant, Annie, Theosophy (London: T.C. & E.C. Jack, [1912?]), 12.
  17. Fritz Kunz, "Theosophy." Dagobart D. Runes, editor. Dictionary of Philosophy. New York: Philosophical Library, 1942. Available at Dictionary of Philosophy.