Ocultismo

De Teosofía Wiki
Saltar a: navegación, buscar


Ocultismo es una palabra que deriva del significado oculto Latino "escondido", "secreto", o no percibido fácilmente, y se refiere al estudio de una realidad psíquica y espiritual más profunda que se extiende más allá del mundo de los sentidos y pensamiento. Escribiendo, cuando la palabra no había adquirido las connotaciones mezcladas de hoy, H.P. Blavatsky definió el verdadero ocultismo como "altruismo", la Gran Renunciación de sí mismo, que es encajado en el principio que la Divinidad esta oculta--trascendente con todo inmanente--dentro de cada ser vivo.[1]

Occultism.jpg



Descripción General

"Sendero del Guerrero" por Reginald Machell.

En el lenguaje común, la palabra ocultismo esta asociada con los poderes psíquicos y fenómeno, tanto como con practicas esotéricas tales como magia, astrología, quiromancia, etc. Sin embargo, la literatura Teosófica usa este término en una forma diferente. Más frecuentemente, se refiere al sendero del desarrollo espiritual basado en la Filosofía Esotérica. Este sendero, de acuerdo con T. Subba Row, es uno de los dos disponibles para la humanidad en su jornada evolutiva:

Esta filosofía reconoce dos senderos, ambos tienen el mismo fin, una inmortalidad glorificada.
Uno es el constante sendero natural de progreso a través del esfuerzo moral, y práctica de las virtudes . . . . . Es el método normal seguido por la vasta masa de la humanidad . . . . El otro camino es el empinado sendero del ocultismo, a través de una serie de iniciaciones. Sólo unas pocas naturalezas peculiares y especialmente organizadas son aptas para este sendero.[2]

El sendero del ocultismo puede ser visto como un camino "acelerado" que el discípulo o chela atraviesa, guiado y asistido por un Maestro de Sabiduría:

Los progresos ocultos, el desarrollo a lo largo de este sendero, es efectuado por el adepto dirigido a través de las diferentes fuerzas ocultas del chela, que lo capacita para obtener prematuramente, por decir así, un conocimiento de su naturaleza espiritual: y no tiene derecho moralmente a obtener poderes por el grado de su progreso. Bajo estas circunstancias puede suceder que el chela pierda su balance moral, y caiga dentro del camino de dugpa.[3]

A pesar del intrínseco peligro de este sendero, es una necesidad en la naturaleza debido a que aquellos que lo logran se vuelven parte de la Hermandad de Adeptos que guía la evolución de la humanidad.

El sendero del ocultismo implica una disciplina física, psicológica y espiritual, tanto como el aprendizaje del lado oculto de la naturaleza. El hollar este sendero guía por último para trascender la identidad personal y realizar la unidad esencial de la humanidad, y verdaderamente, de toda la existencia:

El verdadero Ocultismo es la destrucción de la idea falsa del Yo, y por lo tanto la verdadera perfección espiritual y el conocimiento no son nada más sino que la completa identificación con nuestros "yo'es" finitos con el Gran Todo. Se deduce, por consiguiente, que ningún progreso espiritual es posible excepto por y a través de la masa de la Humanidad. Es sólo cuando la Humanidad ha alcanzado la felicidad que el individuo puede esperar llegar a ser permanentemente feliz- pues el individuo es una parte inseparable de la Totalidad.[4]

Annie Besant prosiguió a decir:

¿Qué es ocultismo? La palabra es usada y mal usada en las más extraordinarias formas. H.P. Blavatsky una vez lo definió como el estudio de la mente en la naturaleza, significando por la palabra mente, en esa conexión, el estudio de la Mente Universal, la Mente Divina, el estudio del funcionamiento de Dios en el Universo, el estudio por consiguiente de todas las energías que, apareciendo el estudio desde el centro espiritual, se resuelven en el mundo alrededor nuestro. Es el estudio del lado de la vida del Universo, el lado desde el cual cada cosa procede y desde el cual todo es moldeado, la vista a través de la forma ilusoria a la realidad que la anima; es el estudio que subyace todo fenómeno; es el cese de ser totalmente oculto por estas semejanzas en que nosotros tan continuamente nos movemos y por el cual nosotros estamos tan continuamente engañados; es la penetración a través del velo de maya percibiendo la realidad, el Uno, la Vida una, la Fuerza una, que está en todo y todas las cosas en él, De modo que, realmente, ocultismo, en el verdadero sentido de la palabra, puede decirse ser idéntico con la visión que, como tu sabes, se habla en el Bhagavad-Gita, donde Shri Krishna declara que "Aquel que Me ve", ese es, quien ve el Uno, "en cada cosa y todo en Mí, en verdad él ve".[5]

El sendero oculto estimula el desarrollo de los poderes latentes que pueden ser usados para buenos o malos propósitos. Por lo tanto, Mme. Blavatsky algunas veces usó el término "ocultismo" en una forma neutral, añadiendo adjetivos "blanco" y "negro" para calificar la aplicación altruista o egoísta del conocimiento oculto, respectivamente:

El Ocultismo es incoloro, y sólo cuando es usado por el hombre por un lado o por el otro es bueno o malo. Ocultismo malo, o, aquél que es usado para fines egoístas, no es falso, por que es lo mismo que aquel para buenos fines. La Naturaleza es dual, negativa y positiva, buena y mala, luz y oscuridad, caliente y fría, espíritu y materia. . . . . Ocultismo es general, término que todo- lo incluye, los términos de diferenciación son Blanco y Negro; las mismas fuerzas son usadas por ambos, y las leyes similares, pues no hay leyes especiales en este universo para ningún equipo de trabajadores en los secretos de la Naturaleza.[6]


En sus escritos, Mme. Blavatsky también diferenció entre ocultismo teorético y práctico, "o lo que es conocido generalmente como Teosofía. . . y Ciencia Oculta]".[7] El estudio de las enseñanzas Teosóficas es considerado como parte de la preparación para hollar el sendero oculto. Las reales verdades del Ocultismo, sin embargo, no son percibidas meramente por un proceso mental sino entrando en un estado espiritual de conciencia. Como Maestro K.H. escribió a Sr. Sinnett: "aquel que no encuentra nuestras verdades en su alma y dentro de sí mismo - tiene pobres oportunidades en el Ocultismo".[8]

Artes Ocultas

Stars.jpg

La siguiente cita de Nicholas Goodrick-Clarke provee la definición del término ocultismo que es más común en tiempos modernos:

OCULTISMO tiene su base en una forma religiosa de pensar, las raíces que se extienden vuelven al interior de la antigüedad y que puede ser descrita como la tradición esotérica Occidental. Sus principales ingredientes han sido identificados como Gnosticismo, el Hermetismo tratados en Alquimia y Magia, Neoplatonismo, y la Kabala, todos originados en el área Mediterránea Oriente durante los primeros pocos siglos AD.[9]

Mme. Blavatsky hizo una distinción entre el sendero del ocultismo y la producción de Fenómeno o el uso general de poderes psíquicos:

El Ocultismo no es magia, aunque la magia es una de sus herramientas.
El Ocultismo no es la adquisición de poderes, ya sea psíquicos o intelectuales, aunque ambos son sus sirvientes.[10]

Ella usó frecuentemente el término "artes ocultas" para referirse a tales disciplinas como "alquimia, astrología, fisiología oculta, quiromancia", etc., y considerados como ramas de las "ciencias ocultas" Ellas son. . .

. . . artes basadas en el conocimiento de la esencia fundamental de todas las cosas en los Reinos de la Naturaleza--tales como minerales, plantas y animales--por consiguiente de las cosas pertenecientes al reino de naturaleza material, por muy invisible que pueda ser esa esencia, y, por mucho que hasta ahora haya eludido el poder de la Ciencia. . .[11]

Las artes ocultas, aunque tratan con "esencias invisibles", aún operan en el reino material. Ellas están consideradas como no más que herramientas por la filosofía oculta (identificadas en la siguiente cita con el término Sánskrito ātma-vidyā):

Todas las otras [artes ocultas] pueden ser dominadas y obtenerse resultados, ya sea buenos o malos, o indiferentes; sin embargo Atma-Vidya pone pequeño valor en ellos. Los incluye a todos y puede incluso usarlos ocasionalmente, pero lo hace después de purificarlos de sus escorias, para propósitos benéficos, y teniendo cuidado de privarles de cada elemento de motivo egoísta. Déjenos explicar: Cualquier hombre o mujer se puede poner a estudiar uno o todo lo especificado arriba "Artes Ocultas" sin ninguna gran preparación previa, e incluso sin adoptar ningún modo restrictivo de vida. Uno podría incluso dispensarse con cualquier estándar elevado de moralidad. En el último caso, por su puesto, diez a uno el estudiante podría florecer hacia un tipo brujo muy decente, y precipitarse de cabeza a la Magia Negra.[12]

Peligros del Ocultismo

"Círculo Mágico" por J. W. Waterhouse

En una de sus cartas, Maestro K.H. describe el sendero del ocultismo a Mr. Sinnett como sigue:

Se te dijo, sin embargo, que el sendero hacia la Ciencia Oculta debe ser hollado laboriosamente y cruzado ante el peligro de la vida; que cada nuevo paso en él conduce a la meta final, está rodeado de trampas y espinas crueles; que el peregrino que se aventura hacia él está hecho primero para confrontar y conquistar las mil y una furias que vigilan sus adamantinas puertas y su entrada — furias llamadas Duda, escepticismo, Desprecio, Ridículo, Envidia y finalmente Tentación — especialmente éste; y que él, quien viera más lejos tendría primero que destruir este muro viviente; que él debe ser poseído de un corazón y alma revestido de acero, y de un hierro, nunca fallar en la determinación y aún ser manso y gentil, e impedir la entrada a su corazón de cualquier pasión humana, que conduzca al mal.[13]

El entrenamiento oculto eventualmente despierta los poderes psíquicos y espirituales que están latentes en el ser humano. Aunque ellos no son el objetivo primario del sendero oculto, una vez desarrollado ellos pueden ser usados por el ocultista para diferentes propósitos. Su posesión necesariamente impone una responsabilidad y un peligro potencial de uso impropio. Así la manipulación de estas fuerzas requiere la pureza de intención si el practicante no cae en la magia negra. En las palabras de Mme. Blavatsky:

El Ocultismo no es magia. Es comparativamente fácil aprender el truco de los hechizos y los métodos de uso del astuto, sin embargo la materia muerta, las fuerzas de la naturaleza física; los poderes del alma animal en el hombre son despertados muy pronto; las fuerzas que su amor, su odio, su pasión, pueden llamar al funcionamiento, son fácilmente desarrollados. Pero esto es hechicería de Magia-negra. Pues este es el motivo, y sólo el motivo, el que hace cualquier ejercicio de poder se convierta en negra, maligna, o blanca, Magia beneficiosa. Es imposible emplear fuerzas espirituales si hay el más leve tinte de egoísmo permaneciendo en el operador. Pues, a menos que la intención sea completamente inalterada, la voluntad espiritual se transforma a sí misma en psíquica, actúa en el Plano Astral, y los resultados deplorables pueden ser producidos por él. Los poderes y fuerzas de la naturaleza animal puede igualmente ser usados por el egoísta y vengativo, como por el altruista y el que todo-perdona; los poderes y fuerzas de espíritu se prestan solo para el perfectamente puro de corazón—y esta es MAGIA DIVINA[14]


T. Subba Row escribió acerca de esto en forma similar:

Este sendero [oculto] es eminentemente peligroso para aquellos que no mantienen el talismán que les asegura inocuidad; este talismán es perfectamente altruista, olvido de si mismo, devoción auto-aniquiladora para lo bueno religioso de la humanidad, una auto-abnegación, que no es temporal, sino que no tiene límites nunca, y el objeto del cual es la iluminación religiosa de la raza humana. Sin este talismán, sin embargo el progreso del chela puede ser muy rápido por un tiempo, un punto vendrá cuando su avance ascendente será detenido cuando el valor moral real dirá; y el hombre que progresa a lo largo del sendero lento y empinado pueda primero fusionarse en la luz del logos.[15]

Basado en estos hechos, ocultistas teosóficos aconsejan a los aspirantes aplicar sus energías tocante a la purificación de sus naturalezas antes de convertirse en ocultistas. En las palabras de Annie Besant:

Ningún hombre cuya vida no es pura, cuyos pensamientos no son nobles, cuyo carácter no es desinteresado, debiera aventurarse a tocar el ocultismo en absoluto; pues cada error que tenga lo acometerá, cada fracaso cavará un infierno bajo sus pies; y hasta que el haya puesto su fundamento de virtud el no debe tratar de construir sobre él el Templo del Ocultismo. Tampoco debe tratar de construir ese Templo hasta que sus emociones y sentidos estén bajo su control completamente.[16]

Por esta razón, Maestro K.H. escribió a un miembro de la Sociedad Teosófica "no firme para chelado; no persiga eso, el peligro y fatigas de los que son desconocidos para tí". [17] En el mismo rasgo,, T. Subba Row escribió:

Es por lo tanto más sabio no buscar el sendero del chelado; si el hombre puede hacerlo, su Karma lo guiará a ello imperceptiblemente e infaliblemente; pues el sendero del ocultismo busca al chela y no fallará en encontrarlo, cuando el hombre apropiado se presente a sí mismo.[18]

Por consiguiente, cuando una persona esta espiritualmente madura para hollar este sendero, uno de los Maestros de Sabiduría lo contactará en los planos internos y será puesto bajo prueba.

Debido al poder de las fuerzas y los procesos puestos en acción, el sendero del ocultismo requiere compromiso completo y una vida consistente con las leyes ocultas. El Maestro K.H. escribió que el "Ocultismo no es para jugar Este exige todo o nada".[19] Mme. Blavatsky wrote in similar terms:

Como regla, el Ocultismo es un arma peligrosa y de doble filo para que uno maneje, quien no este preparado para dedicar su vida completa a ello.[20]
El Ocultismo es una señora celosa, y una vez lanzado en el sendero, es necesario rehusar resueltamente reconocer cualquier intento de retroceder de él[21]

La necesidad de secreto

Por lo tanto, el peligro asociado con el uso de los poderes psíquicos, los Maestros de Sabiduría no divulgan abiertamente sus métodos de desarrollo. En lugar de eso, ellos construyen un sistema de Chelado en donde sólo aquellos que se han probado a sí mismos moralmente, aptos para usarlos en la forma correcta se les enseña acerca de esto. Mahatma K.H. contestó a un estudiante que se quejó acerca de no tener "poderes especiales para hacer el trabajo espiritual, como sigue:


Yo no voy a desperdiciar condolencias en el pobre " chela-laico" debido a las "delicadas armas con las que sólo ellos pueden trabajar". Sería un día lamentable para la humanidad si se pusieran en su poder otras más afiladas y mortales! Ah! usted estaría de acuerdo conmigo, mi amigo fiel, si usted pudiera sino ver la queja de ellos que acaba de surgir de los resultados tormentosos de las armas venenosas que él consiguió manejar, en una mala hora, a través de la ayuda de un brujo. Abrumado moralmente, por su impetuosidad egoísta; podrido físicamente de las enfermedades engendradas por las complacencias animales arrebatados con la ayuda del "demonio"; detrás de él un recuerdo negro de las oportunidades perdidas e infernales éxitos; ante él una capa oscura de desesperación, - de avitchi . . . Estar satisfecho, amigo, con tu "arma delicada"; si no tan letal como el disco de Vishnu, ellos pueden romper muchas barreras si son manejadas con poder. . . . Yo sólo te he dado un vislumbre dentro del infierno de esta alma perdida, para mostrarte qué desastre puede venir sobre el "chela layco" quien trata de asirse al poder prohibido antes que su naturaleza moral esté desarrollada al punto de conveniencia para su ejercicio. [22]

Algunas enseñanzas ocultas pueden no ser acerca de métodos de desarrollo psíquico sino que son potencialmente peligrosas porque ellas enseñan cómo manipular las fuerzas ocultas de la naturaleza. Como el Mahtama K.H. escribió a A. O. Hume:

Estas figuras como yo ya he dicho están tan entretejidas con los más profundos misterios psicológicos que para divulgar la clave de tales figuras, debería ponerse la vara de poder dentro del alcance de todos los hombres inteligentes que leyeran tu libro.[23]

Similarmente, Mme. Blavatsky manifestó en conexión con los elementales:

Si la constitución, campo de acción, y método de acción de los elementales fueran divulgados, hay algunas mentes de un inquisidora y peculiar propensión que muy pronto podrían descubrir cómo entrar en comunicación con estos seres extraordinarios, con los resultados desventajosos para la comunidad tanto como para los individuos. . . .
Es sabio incrementar el conocimiento de las leyes de la naturaleza, pero siempre con las limitaciones convenientes. Todas las cosas llegarán a ser conocidas algún día. Nada puede ser reservado cuando los hombres han alcanzado el punto en donde ellos puedan entender. Sin embargo en este punto no sería sabio dárselos, sin más que pedirlo, cierto conocimiento no sería bueno para ellos.[24]

Ver tamnién

  • Helena Petrovna Blavatsky, Collected Writings vol. IX (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1974), 254.
  • Tallapragada Subba Row, Esoteric Writings, (Adyar, Madras: The Theosophical Publishing House, 1980), 112-113.
  • Tallapragada Subba Row, Esoteric Writings, (Adyar, Madras: The Theosophical Publishing House, 1980), 113.
  • Helena Petrovna Blavatsky, Collected Writings vol. XI (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1973), 105.
  • Annie Besant, Occultism, Semi-Occultism, and Pseudo-Occultism Adyar Pamphlet No. 19 (Adyar, Madras : Theosophical Publishing House, 1920), 4-5.
  • Helena Petrovna Blavatsky, Collected Writings vol. IX (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1974), 400-F.
  • Helena Petrovna Blavatsky, Collected Writings vol. IX (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1974), 156.
  • Vicente Hao Chin, Jr., The Mahatma Letters to A.P. Sinnett in chronological sequence No. 126 (Quezon City: Theosophical Publishing House, 1993), 425.
  • Nicholas Goodrick-Clarke, The Occult Roots of Nazism, New York: NYU Press, 1985.
  • Helena Petrovna Blavatsky, Collected Writings vol. VIII (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1990), 14.
  • Helena Petrovna Blavatsky, Collected Writings vol. IX (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1974), 252.
  • Helena Petrovna Blavatsky, Collected Writings vol. IX (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1974), 252-253.
  • Vicente Hao Chin, Jr., The Mahatma Letters to A.P. Sinnett in chronological sequence No. 126 (Quezon City: Theosophical Publishing House, 1993), 422.
  • Helena Petrovna Blavatsky, Collected Writings vol. IX (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1974), 156-157.
  • Tallapragada Subba Row, Esoteric Writings, (Adyar, Madras: The Theosophical Publishing House, 1980), 113-114.
  • Occultism and Occult Training by Annie Besant
  • Curuppumullage Jinarājadāsa, Letters from the Masters of the Wisdom First Series No. 9 (Adyar, Madras: The Theosophical Publishing House, 1988), ???.
  • Tallapragada Subba Row, Esoteric Writings, (Adyar, Madras: The Theosophical Publishing House, 1980), 114.
  • Vicente Hao Chin, Jr., The Mahatma Letters to A.P. Sinnett in chronological sequence No. 59 (Quezon City: Theosophical Publishing House, 1993), 155. See Mahatma Letter No. 59, Page 2.
  • Helena Petrovna Blavatsky, Collected Writings vol. I (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1966), 101.
  • Helena Petrovna Blavatsky, Collected Writings vol. IX (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1974), 10.
  • Vicente Hao Chin, Jr., The Mahatma Letters to A.P. Sinnett in chronological sequence No. 111 (Quezon City: Theosophical Publishing House, 1993), 373-374.
  • Vicente Hao Chin, Jr., The Mahatma Letters to A.P. Sinnett in chronological sequence No. 66 (Quezon City: Theosophical Publishing House, 1993), 174.
  • Helena Petrovna Blavatsky, Collected Writings vol. IX (Wheaton, IL: Theosophical Publishing House, 1974), 112-113.
  • Obtenido de «https://theosophy.wiki/w-es/index.php?title=Ocultismo&oldid=1983»